www.spotcadiz.es/relatosdesal.html

23 sept. 2013

Una vez leídas las Siete historias, de Àngels Om, mi opinión es...



La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.
Estamos saturados de información. No nos bastaba con estar informados minuto a minuto de la actualidad por prensa, radio y televisión, que nos metemos en esto de “internete” para estar al tanto de la vida de todos nuestros conocidos. Anuncios. Nuevas películas. La última moda en pantalones vaqueros. El desodorante que las atraerá a todas… ¡DIOS, QUE ALGUIEN PARE ESTA TORTURA!
El exceso de información al que estamos sometidos, y la infinita oferta de todo tipo de productos y servicios, hace muy difícil la elección del consumidor a la hora de decidirse por adquirir algún bien. Con los libros pasa exactamente igual. No era suficiente con la brutal oferta literaria de autores consagrados, que va y se les suma una ingente cantidad de autores autopublicados que alumbran sus obras en las plataformas digitales, cada vez con mayor relevancia en el panorama literario actual. Dichas plataformas han democratizado el mundo de la literatura pues, aquellos que desean mostrar sus letras al mundo, se ahorran los pasos de la criba editorial. Con semejante escenario, elegir el siguiente título para tus ratos de ocio lector se hace una tarea complicada.
Pero hete aquí que conoces gente, otros autores como tú y, si tienes que elegir entre un conocido o un desconocido, te inclinas por el primero. Y, a veces, aciertas plenamente con la elección. Vaya que si aciertas…
He coincidido con la autora Àngels Om en varios grupos literarios de la plataforma facebook. Sin embargo, somos tantísimos los escritores noveles que he tardado mucho en relacionarme con ella. Se ha mostrado siempre sumamente amable, con una conversación más que agradable. El libro que comento hoy, Siete historias, me llamó la atención desde el primer día que vi su portada. Es de esa clase de portadas que dejan un buen regusto visual. Es muy agradable a la vista, con colores suaves, y su composición está a caballo entre lo infantil y lo juvenil, con un conjunto de seres fantásticos que llaman poderosamente la atención. Me parece que es una de las portadas más encantadoras que he visto en mucho tiempo. Las culpables de tan bonita ilustración son Georgina y Sandra Ortega. Un diez para ellas.
La cuestión es que la portada me había llamado la atención desde hacía mucho, por lo que un día decidí intercambiar un libro de Àngels por otro de mi cosecha. Tenía ganas de hincarle el ojo a las Siete historias, oye…
           



La sinopsis que aparece en Amazon, plataforma en la que tenemos disponible la obra tanto en digital como en papel, es la siguiente: ¿Qué conexión puede existir entre una princesa triste, un monstruo alienígena, un malvado visir, un laberinto lleno de acertijos, un antiguo Faraón, viejos recuerdos de familia, seis niños y un perro? Difícil, pero no imposible. Si te gusta la astronomía, la historia, los animales, los acertijos, los cuentos de princesas, la ciencia ficción, las intrigas... "Siete historias" es tu libro.
Como podéis comprobar, es una descripción sumamente escueta, por la que la amplío un poco. Por si acaso revelo algo que no debiera, pongo el aviso de los ya consabidos SPOILERS: Natalia es la mayor de seis hermanos. Un día en que sus padres tienen que salir de casa con urgencia por un asunto laboral, le encargan el cuidado de sus hermanos pequeños, para fastidio de ella. Una vez solos, las travesuras de los trillizos les llevan a descubrir una entrada secreta a un mundo fantástico. Un mundo donde cada uno de los hermanos vivirá una aventura acorde a sus fantasías, sentimientos y dones. De dicha aventura no se librará ni siquiera su perro, Nikon. ¿Lograrán superar el sinfín de pruebas que se les presentarán a lo largo de las Siete historias y lograrán volver a su hogar? FIN SPOILERS.
Bien, ahora llega mi opinión personal. Ha sido esta una obra que me ha sorprendido muy gratamente por su desbordante imaginación, por la fantasía a raudales que destila y, sobre todo, por su ternura. Acostumbrado a leer las típicas tramas, mejor o peor desarrolladas, de otros compañeros de letras cuyos argumentos de sus obras suelen versar sobre temas algo manidos, fantasía épica, zombis, crímenes (ojo, con mayor o menor acierto, que hay obras que me han hecho disfrutar muchísimo), encontrarse con un libro como Siete historias es como encontrarse un oasis en el desierto. Es un respiro para un lector un poco harto de leer lo mismo una y otra vez. Creo que el tipo de literatura que desarrolla Àngels Om en sus Siete historias es más que necesaria, pues fomenta la fantasía en los lectores de todas las edades, una fantasía pulcra, elegante, didáctica… una fantasía que te dejará con una sonrisa en los labios. Me ha gustado la variedad de historias y situaciones en las que la autora pone a los protagonistas, recordemos, todos niños o adolescentes, y al perrito Nikon. Por ejemplo, los hermanos tendrán que ingeniárselas para entregar la luna a una caprichosa y deprimida princesa china, para desentrañar los misterios en forma de acertijos que les plantea una exasperante voz en un laberinto, desenmascarar a un malvado visir… Es decir, un sinfín de aventuras que hará las delicias de los lectores que gusten de las historias de fantasía.
En cuanto a los protagonistas tenemos, como decíamos, a los seis hermanos: Natalia, la mayor de todos, adolescente con problemas típicos de la adolescencia que se verán multiplicados por la obligación de cuidar del resto de sus hermanos; los traviesos trillizos, inteligentes y nerviosos a más no poder, en una mezcla explosiva; Irina, que viene a ser la voz narradora de las historias, y puede que la más sensata de todos; Carmen, una niña adoptiva de origen asiático, de tierna inteligencia; y, cómo no, Nikon, el perrito de la familia ante el que he caído rendido. Flipo con Nikon.
Como decía, las historias son muy variadas, y algunas me han gustado más que otras. Me ha parecido muy acertada la manera en que los protagonistas van desentrañando los misterios, superando las pruebas que se les plantean, pues cada personaje se diferencia de los demás por sus capacidades, capacidades que utilizarán para obtener las respuestas necesarias que les permitan avanzar en la aventura. Mis personajes favoritos son Carmen, la niña asiática, que demuestra una inteligencia portentosa, pero cuya ternura sobresale de las páginas del libro, y Nikon, el perrito de la familia que vivirá su propia aventura. De hecho, de las siete, las historias que más me han encandilado han sido la del propio Nikon y la de Natalia, ambas muy emotivas, tanto que será casi imposible no derramar alguna lagrimita. Àngels lo ha conseguido conmigo. Otras historias no me han gustado tanto, pero han sido las menos y quedan compensadas con creces con las que sí lo han hecho, equilibrando perfectamente el resultado final del libro.
Como punto negativo, señalar las erratas ortográficas que me he encontrado a lo largo de las páginas. Una obra de este calibre merece una corrección realizada con mucho mimo. Es una buena lectura para los jóvenes que se aproximan por vez primera al mundo de la literatura, por lo que no es conveniente confundirlos con fallos ortográficos. No obstante, contacté con  la autora para comentárselo y, muy amablemente, me explicó que el ejemplar que obraba en mi poder correspondía a la primera edición y que se estaba corrigiendo el libro a medida que salían más ediciones. La obra lo merece. Es de justicia.
En resumen, Siete historias es una obra magnífica por su fantasía y por su ternura, por ser una obra original y diferente, que hará las delicias de pequeños y mayores que deseen buscar un género que se aleje de lo que habitualmente podemos leer entre los nuevos escritores. Es un libro que nos reconciliará con nuestra niñez, que nos hará disfrutar, reír y llorar a partes iguales. Si la autora lleva a cabo una profunda corrección, el resultado promete ser impresionante.
Solo me queda felicitar a la autora por un libro tan fresco, y animaros a todos a que le deis una oportunidad. No os vais a arrepentir.

Un abrazo.